El cartón, el material más ecológico para el embalaje

Su fabricación supone una reducción de hasta un 60% en las emisiones de CO2 en la fabricación de envases de otros materiales y la reducción de consumo de  combustible en el uso de las cajas de cartón como elemento de transporte gracias a su reducido peso. Así que, en términos medioambientales, incluso el cartón sin reciclar es una mejor opción de embalaje que otras. Por lo tanto estamos hablando de uno de los materiales con menos impacto medioambiental. Son además 100% reciclable y biodegradable

Nuestras cajas de cartón ondulado se fabrican a partir de una combinación de papeles lisos y ondulados, adheridos entre si por cola de almidón. Estos papeles están tratados a partir de cuatro pilares:

GESTIÓN FORESTAL SOSTENIBLE

La madera, materia prima para la fabricación, proviene de plantaciones con gestión sostenible de eucalipto y pino. El sector de la celulosa y el papel en España está muy centrado en aplicar los avances científicos para adaptar las plantaciones  al cambio climático, a la vez que fomenta las buenas prácticas en todo el ciclo para obtener madera con origen legal y sostenible.

PROCESO PRODUCTIVO EFICIENTE Y RESPONSABLE

Los aspectos claves en el proceso de fabricación del papel son la optimización del uso de las materias primas y el agua, y del tratamiento de los residuos que provoca. También la eficiencia energética y la descarbonización.

GENERACIÓN DE RIQUEZA Y CONTRIBUCIÓN A LA CALIDAD DE VIDA:

La bioindustria circular de la celulosa aporta a la economía un 4,5% del PIB y genera uno de cada cincuenta empleos en nuestro país. Gracias a los bioproductos reciclables, se mejoran la calidad de vida de los ciudadanos.

RECUPERACIÓN Y RECICLAJE: con el que se cierra el ciclo de la bioindustria circular del papel.

A partir de estos puntos se desarrollan distintos tipos de papel, los más habituales para la fabricación de Cartón Ondulado son:

Flutings: Papel reciclado fabricado a base de pasta de papel recuperado, seleccionado o no seleccionado, reforzado o no reforzado, en tratamiendo de almidón. Este papel lo identificamos como papel ondulado o corrugado. En el formato final: plancha y/o caja de cartón ondulado.

Kraftliners, Papel fabricado a base de fibra virgen con un pequeño porcentaje de pasta de papel. Pueden ser papeles blancos o kraft. Se identifica, si está dentro o fuera de la caja, como “caras vistas” (cara exterior) o “cubiertas” (cara interior).

Testliners, Papel fabricado mayoritariamente de fibra reciclada, de una o más capas diferentes. Pueden ser en color o crudos, diferenciándolos entre Testliner 1, Testliner 2 y Testliner 3. Para identificar si el papel va a estar en la cara exterior o interior de la caja, se lo nombra como “caras vistas” (exterior) o “cubiertas” (interior).

Biclase, Papel fabricado a base de pasta de papel recuperado y en diferentes grados de refuerzo dependiendo de su clasificación; Biclase Crudo, Biclase Fuerte o Cuiro. Lo identificamos como “caras vistas” (exterior) o “cubiertas” (interior).

Todos estos tipos de papel se combinan con otras capas de papel ondulado para formar las planchas de cartón o las cajas de cartón. La combinación final depende de las necesidades y resistencia que se precisen.

La caja de cartón ondulado, ha sido capaz de ganarle la batalla a la caja de madera como embalaje de transporte en los productos de consumo, esta ventaja  se debe a su mayor eficiencia en producción masiva, con el plus de poder ser personalizables y de tener una  excelente relación resistencia-peso.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies
× ¿Puedo ayudarte? Available from 08:30 to 18:30