La Flexografía

La flexografía es una técnica de impresión en altorrelieve, esto es, las zonas de la plancha que imprimen son más altas que aquellas que no deben marcarse. En ella se utiliza una placa flexible fabricada en fotopolímero, el cliché. Al igual que en la tipografía, xilografía o linograbado, la tinta se deposita sobre la plancha, que a su vez presiona directamente el soporte imprimible, dejando la tinta allí donde han mantenido contacto el sustrato y el cliché.

Este sistema de impresión se conocía en principio como «impresión a la anilina» o impresión con goma. Nació en Francia a finales del siglo XIX como método para estampar envases, y paquetes de diverso tipo, a partir del uso de prensas tipográficas en las que se sustituyeron las planchas usuales por otras a base de caucho.

Tras la II Guerra Mundial, las tintas de base alcohólica y acuosa fueron sustituyendo a las de anílina y el proceso pasó a denominarse flexografía.

Las impresoras suelen ser rotativas, y la principal diferencia entre éstas y los demás sistemas de impresión es el modo en que el cliché recibe la tinta. Generalmente, un rodillo giratorio de caucho u otros materiales, como el poliuretano o uretano, recoge la tinta y la transfiere por contacto a otro cilindro, llamado anilox que a su vez cubre con una ligera capa de tinta regular y uniforme al cliché. Posteriormente, este imprimirá el soporte.

Las tintas de flexografía son no grasas, su base es alcohólica o acuosa. Son translúcidas, cuando se imprime una tinta encima de otra, los colores se suman, no se tapan. Tienen poca viscosidad y secan muy rápido lo que agiliza la impresión.  Esta gran velocidad de secado es la que permite imprimir volúmenes altos a bajos costos, comparado con otros sistemas.

Esta técnica de impresión está especialmente indicada para negocios que buscan un elevado nivel de personalización en sus cajas a un coste muy económico. A la hora de diseñar el cliché se deben tener en cuenta algunos detalles, como que las tipografías tienen que ser de un tamaño mínimo para que su lectura sea correcta.

Si necesita un embalaje personalizado a muy buen precio y de rápida producción, la flexografía es la mejor elección. A partir de 100 unidades podemos imprimir sus cajas.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies
× ¿Puedo ayudarte? Available from 08:30 to 18:30