qué es el cartón ondulado o corrugado

El cartón corrugado es un material utilizado fundamentalmente para la fabricación de envases y embalajes. Generalmente, se compone de tres o cinco papeles con los dos exteriores lisos y el interior o los interiores ondulados, lo que confiere a la estructura una gran resistencia mecánica.

El cartón corrugado es el resultado de la aplicación de la teoría de la resistencia de los materiales al campo del papel.

El proceso de transformación comienza cuando desde la fábrica de papel, los rollos se transportan a una planta de corrugado, en ella las capas de papel se rizan y se pegan para formar cartón corrugado. 

Este tipo de cartón se fabrica con una maquina especial llamada onduladora.

El papel ondulado se adhiere a la primera tapa de papel colocándose sobre las “crestas” de las ondas en un proceso rápido y continuo. Esto mismo se repite para adherir el papel onda a la segunda tapa. Después el pasa a secado y al corte de las planchas.

El cartón corrugado es más resistente que el cartón normal. Esta depende de la altura de la onda y del tipo de papel empleado en la fabricación.

Existen seis alturas principales:

  • A 4,2-4,8 mm
  • C 3,5-4,2 mm
  • B 2,2-2,8 mm
  • E 1,14-1,39 mm
  • F 0,75-0,8 mm
  • N 0,5-0,55 mm

Normalmente se piensa, de manera errónea, que cuanto más grueso es el cartón, más fuerte es la caja. Sin embargo, hay muchos tipos diferentes de cartón corrugado con diferentes especificaciones técnicas basadas en la composición del papel de la calidad del cartón. 

En la actualidad se tiende a reducir el tamaño de las ondas, ya que esto facilita un registro de impresión más nítido y uniforme. La impresión de la caja de cartón corrugado puede hacerse de 1 hasta 4 colores, con la posibilidad de incorporar degradaciones de color y fotografías. 

Tipos de canal de cartón corrugado

Cartón corrugado de simple cara (single face): consta de un medium o flauta y un solo liner. Es ideal para envolver productos frágiles antes de introducirlos en cajas durante el proceso de preparación de pedidos.
 

Cartón corrugado de canal simple con dos cubiertas: se compone de una hoja de cartón ondulado y dos planchas exteriores. Es el más habitual en la fabricación de cajas con solapas.

Cartón corrugado de canal doble: se caracteriza por contar con dos flautas separadas por un tercer liner (aparte de incluir los dos externos). Es resistente a la rotura cuando se apila y se usa comúnmente cuando se requieren cajas con un plus de resistencia.

Cartón corrugado de canal triple: resultado de unir tres hojas de papel ondulado y cuatro planchas de cartón. Se recomienda cuando la mercancía es especialmente pesada. Se usa como un sustituto más ligero de las cajas de envío de madera.


Diferentes de acabados según el tipo de papel

En el cartón ondulado, entendemos por “papel” las hojas lisas o liners que se superponen con las onduladas. Como en el caso del grosor del cartón, en la calidad del papel también tenemos varios parámetros de clasificación, que dan lugar a distintos tipos de cartón según su nivel de resistencia:

  • Material del que está hecho el papel
  • Tipo de fibra (más virgen o más reciclada)
  • Gramaje del papel

El material, y el tipo de fibra, son dos conceptos que van de la mano: según el material, la fibra utilizada para fabricarlo será más virgen o más reciclada. Los papeles se clasifican según su material de fabricación, que a su vez nos indica la proporción de fibra que contienen, y de qué clase es, y por tanto su nivel de resistencia.

Dependiendo de qué papel se use, el cartón corrugado puede tener variaciones en la apariencia. Los más utilizados para el papel exterior de la caja son:

  • Papel kraft: elaborado en fibra virgen y por tanto más resistente
  • Papel test: algo más reciclado que el papel kraft
  • Papel bicolor: el más reciclado de los tres y el menos resistente

Y para el papel que va en el interior de la caja los materiales más frecuentes son:

  • Papel fluting semi-químico: ofrece más resistencia
  • Papel fluting: tiene más proporción de fibra reciclada

Un último parámetro de clasificación es el gramaje del papel, este es el peso de una lámina por m2 (g/m2). A más gramaje más resistencia y rigidez ofrece.

Por lo que cada uno de los tipos de papel cuenta con multitud de gramajes distintos, así que las combinaciones posibles son muy amplias.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies
× ¿Puedo ayudarte? Available from 08:30 to 18:30