españa circular 2030

España Circular 2030 pretende sentar las bases de un nuevo modelo de producción y consumo, donde el valor de los productos se mantenga de manera cíclica en la economía durante el mayor tiempo posible, además de minimizar la generación de residuos y aprovechar al máximo aquellos cuya generación no haya sido posible evitar. 

Los objetivos para el año 2030 son: 

  • Reducir en un 30% el consumo nacional de materiales en relación con el PIB, tomando como año de referencia el 2010. 
  • Incrementar y preparar para la reutilización hasta llegar al 10% de los residuos municipales generados. 
  • Reducir la generación residuos de alimentos en toda cadena alimentaria: 

-50% de reducción per cápita a nivel de hogar y consumo minorista.

-20% en las cadenas de producción y suministro a partir del año 2020, contribuyendo así a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 

  • Mejorar un 10% la eficiencia en el uso del agua 
  • Recortar un 15% la generación de residuos respecto a 2010.  
  • Reducir la emisión de gases de efecto invernadero por debajo de los 10 millones de toneladas de CO2 equivalente.   

Los principios generales de España Circular 2030 son: 

  • Protección y mejora del medio ambiente. 
  • Acción preventiva. 
  • Descarbonización de la economía. 
  • El principio de “quien contamina, paga”. 
  • Protección de la salud. 
  • Racionalización y eficiencia. 
  • Cooperación y coordinación entre Administraciones Públicas. 
  • Participación pública. 
  • Desarrollo sostenible. 
  • Solidaridad entre personas y territorios. 
  • Integración de los aspectos ambientales en la toma de decisiones. 
  • Mejora de la competitividad de la economía. 
  • Generación de empleo de calidad.  

Líneas de actuación 

  1. Producción 
  2. Consumo 
  3. Gestión de residuos 
  4. Materias primas secundarias 
  5. Reutilización del agua 
  6. Sensibilización y participación 
  7. Investigación 
  8. Innovación y competitividad 
  9. Empleo y formación 

Mientras que las cinco primeras están relacionadas con el cierre del círculo, las tres últimas son de carácter transversal.  

También recoge una serie de indicadores para evaluar su grado de implantación correspondientes con los adoptados a nivel europeo. 

Para conseguir el reto de la transición hacia la economía circular se necesitará de la colaboración, participación e implicación de toda la sociedad: 

  • Administraciones Públicas  
  • Sectores económicos: (fabricación, producción, distribución y gestión de residuos), que deben incorporar la innovación como elemento clave para alcanzar los objetivos propuestos.  
  • Agentes sociales: consumidores y ciudadanos cuyas decisiones de compra y su compromiso con la separación de residuos, son determinantes. 

La Estrategia de Economía Circular identifica siete sectores prioritarios: 

  1. Construcción 
  2. Agroalimentario 
  3. Pesquero y forestal 
  4. Industrial  
  5. Bienes de consumo 
  6. Turismo 
  7. Sector textil y confección 

El reto en este sentido, es saber aprovechar las oportunidades que ofrece para desarrollar una industria cuyo eje central sea el reciclaje y preparar también al mercado de trabajo. 

No sólo hay que adaptar las capacidades y habilidades a las nuevas demandadas del mercado, sino también ajustar la cultura empresarial y la responsabilidad social corporativa. Todo esto debe llevarse a cabo sin que las empresas incurran en cargas, mejorando siempre su productividad, sus inversiones y sus oportunidades de internacionalización. 

Esta estrategia de economía circular para España entronca con las principales iniciativas internacionales en materia ambiental, como: 

  • La Agenda 2030 para el desarrollo sostenible. 
  • El Acuerdo de París sobre el cambio climático. 
  • Los postulados del Pacto Verde Europeo (Green Deal) y de los dos Planes de Acción de la Comisión Europea en esta materia. 
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies
× ¿Puedo ayudarte? Available from 08:30 to 18:30